El Molino
El Molino

El Molino ofrece, por una parte, un número limitado de plazas residenciales, un total de veinticinco, para personas mayores que viven con nosotros de forma permanente. El reducido número de residentes nos hace disfrutar de una atención individualizada y de un ambiente familiar y tranquilo en el que nuestros mayores y nuestro personal disfrutamos de una relación cercana, cálida y afectuosa.

Por otra parte, nuestro centro ofrece también otra modalidad de cuidado, el Centro de Día, en la que la persona mayor acude a nuestra casa durante la semana, de lunes a viernes, y pasa el día con nosotros para regresar al final de la jornada a sus hogares. El número de plazas en la modalidad de Centro de Día es también limitado a un máximo de once personas.

Las habitaciones, que disponen de baños privados, están orientadas para captar la luminosidad del entorno y están equipadas con todo lo necesario para el cuidado y el bienestar del residente: camas articuladas, calefacción, televisor, llamador de emergencia,... y para atender las necesidades específicas de las personas con diferentes grados de discapacidad: barandillas, sillas de ducha, colchones especiales,... Algunas habitaciones disponen de terraza.

De la misma manera, el centro cuenta con numerosas zonas comunes que permiten a nuestros residentes disfrutar de espacios en los que relacionarse entre sí y compartir actividades y momentos de tranquilidad: jardín de 4500m², porche, salón de actividades, sala de lectura, sala de descanso, patio, huerto,...