El Molino

Tanto en la modalidad de Residencia como en la de Centro de Día nuestros residentes disponen de todos los Servicios necesarios para su bienestar: atención médica permanente con personal cualificado (médico, A.T.S., auxiliar de clínica y fisioterapéuta), servicio de podología, peluquería...

Tanto los residentes como los usuarios del Centro de Día disfrutan juntos de las actividades que ofrecemos en El Molino. Dichas actividades tienen como objetivo común el mantenimiento y la mejora de las funciones y las destrezas y el proporcionar a la persona mayor un ambiente estimulante en el que no sólo vea atendidas sus necesidades personales básicas, sino que también encuentren satisfacción sus necesidades socio-culturales.

Entre dichas actividades, que tienen lugar todos los días de lunes a viernes en horario de mañana y tarde, podemos mencionar a modo de ilustración:

• Realización de ejercicio diario con el fin de obtener una mejora en el aspecto físico, así como otros beneficios como la reducción de la ansiedad y el estrés, la mejora en la autoestima y la sensación de bienestar.

• Lectura de prensa realizada en grupo con el fin de que la persona mayor esté en contacto con la realidad espacio-temporal.

• Realización de juegos, actividad encaminada a favorecer el entretenimiento y la actividad mental de los residentes, pudiendo tratarse de juegos pasivos (de mesa, bingo, juegos de palabra...) como de aquellos que impliquen una mayor actividad física (petanca, bolos criquet...).

• Sesiones de cine, en las que semanalmente los mayores tienen la posibilidad de visionar películas que por su tema y época les suponga un disfrute.

• Invitados externos, actividades realizadas por personas ajenas al Centro, personas que por su profesión o cualidades en las distintas áreas del saber aportan sus conocimientos a los mayores a través de charlas, coloquios, talleres. En este apartado se incluyen actuaciones de grupos musicales o teatrales.

• Actividades externas, siendo aquellas en las que las personas mayores acuden a una actividad cultural o recreativa fuera del recinto del Centro (visitas a lugares turísticos, museos, conciertos...).

• Actividades manuales tales como la pintura o la cerámica, que estimulan la creatividad y que proporcionan disfrute a nuestros mayores.

• Debates sobre temas de interés y de actualidad que fomentan la participación y el intercambio de opiniones.

• Musicoterapia, actividad en la que la música es el instrumento para estimular a la persona mayor.